posibilistas-img1-1

En 2019 celebramos desde la posibilidad y la
conversación.

Tejimos un diálogo en familia, que contó con la asistencia de trabajadores y cercanos a Comfama, y en el que participaron más de 7.000 personas. También, nos declaramos posibilistas en una conferencia pública realizada en Plaza Mayor con el psicólogo cognitivo Steven Pinker, la cual tuvo 2.200 asistentes, entre empresarios, afiliados y usuarios de la Caja.

posibilistas-img3-1

¿Para qué trabajamos?

Esta pregunta nos invita a trabajar con entusiasmo. Lo hacemos porque perseguimos el propósito infinito de desarrollar nuestra clase media; un proyecto social y económico que está más vivo que nunca. Con entusiasmo, disciplina y compromiso trabajamos para que los trabajadores antioqueños y sus familias se conecten desde la posibilidad con la consciencia, la libertad, la productividad y la felicidad; para que desarrollen sus capacidades, trasciendan y construyan ese futuro que imaginan.

Lo hacemos porque creemos en las empresas conscientes y en la potencia y la diversidad de Antioquia, porque sabemos que es nuestro compromiso la transformación social del país.

posibilistas-img4-1

El legado de nuestros fundadores sigue intacto

Nuestra vocación es el camino de la consolidación, la expansión y la cualificación de nuestra clase media trabajadora. La celebramos y la reafirmamos desde la calidad de los servicios que prestamos; desde la responsabilidad social empresarial de lo que hacemos; creyendo en nuestra capacidad de innovar para movilizar a las regiones, y desde un profundo conocimiento de los hogares antioqueños.  

Nos inspira una clase media que se reimagina, se educa, es más culta, mejor ciudadana. Que consume de manera responsable, que entiende que la naturaleza es parte de ella, que piensa en su bienestar y en su salud integral. Que se hace cargo de su vida, de su país y de su relación con el mundo.

posibilistas-img6-2

Nos inspira el espíritu heroico de las empresas

Somos el fruto de un pacto entre trabajadores y empresarios, quienes en 1954 unieron voluntades por y para el sector trabajador colombiano. Nuestra labor no ha cesado durante casi 66 años de historia. Nos emocionan las empresas inspiradoras de comunidades, que realizan una reflexión ética de los negocios, que ubican el recurso humano en el primer lugar.

Por eso creemos en el capitalismo consciente, porque concebimos el crecimiento más allá de lo económico y lo articulamos con principios que buscan la evolución de nuestra sociedad, con conversaciones que promueven el medio ambiente, la cultura, los hábitos saludables y la reinvención como base para trascender.

 

posibilistas-img7

Una Antioquia reimaginada

Colombia ha logrado construir, en los últimos años, las bases de su clase media. Hoy, más que nunca, es preciso consolidarla con políticas sociales que le permitan seguir expandiéndose. Antioquia vive de cerca esta realidad, pues es un departamento que privilegia el espíritu del ahorro y la cultura del trabajo, así como el emprendimiento y la autorrealización como pilares para el progreso. 

También es la que cree en la posibilidad desde la sostenibilidad, el desarrollo empresarial, la construcción de la ciudadanía y la diversidad cultural y natural. Esa Antioquia, la reimaginada, la posible, la que se fortalece desde sus capacidades y la potencia de sus regiones y de sus personas, es la que nos inspira y por la que trabajamos cada día.  

Imagen

Proponemos caminos

En Comfama conectamos propósitos. Lo hacemos porque nos imaginamos una clase media que reflexiona sobre sus decisiones, participa y construye sociedad, se hace cargo de su vida, de su país y de su relación con el mundo. Abraza la diversidad, gestiona su bienestar y decide subir, por sí misma, la escalera de las oportunidades para descubrirse y descubrir el mundo. Estamos convencidos de que no hay avance si no hay acciones, individuales o colectivas, que se conviertan en hábitos. La felicidad la construimos con lo que hacemos o dejamos de hacer. Por eso propondremos reflexiones para comprendernos mejor. 

La vida, como travesía, nos permite moldear el viaje con nuestras decisiones. Por ello, nuestro propósito adquiere sentido cuando vemos que nuestros afiliados elevan su consciencia y con esta se atreven a transformar el mundo.